Nació el 30 de abril de 1982 en Nueva Jersey, Estados Unidos. Pero en 1991 se trasladó  a Los Ángeles junto a su madre y su hermano, y desde muy pequeña incursionó en el mundo del espectáculo, participando en diferentes campañas publicitarias. Su primera actuación en cine fue en el cortometraje Oedipus Wrecks, dirigido nada más y nada menos que por el reconocido director Woody Allen.

Pero la película que disparó su carrera en 1994 fue Interview With the Vampire, donde interpreta a una niña vampiresa llamada Claudia. Con apenas trece años, Kirsten recibió muy buenas críticas por su actuación. Luego llegaría Jumanji, un film de fantasía que contó con un elenco memorable, con Robin Williams y Bonnie Hunt a la cabeza.

Entrado el nuevo milenio, Kirsten ya contaba con una reconocida fama en Hollywood. Pero su mayor éxito arribaría en 2002, cuando fue elegida para interpretar a Mary Jane Watson en la película Spiderman. Su fantástico trabajo y el gran impacto que generó el film, le permitieron participar en dos secuelas más de la misma historia. Además, protagonizó Mona Liza Smile, junto a Julia Roberts y la comedia romántica Elizabethtown con Orlando Bloom.

En 2006 interpretó a la reina francesa María Antonieta en la película biográfica que llevó el mismo nombre y estuvo dirigida por Sofía Coppola. En 2011 actuó en el drama de Lans Von Trier, Melancholia, y su papel de Justine la hizo acreedora de un premio del Festival de Cannes a la mejor actriz.

Con treinta años, Kristen continúa deleitando a todo el público con sus interpretaciones y promete seguir escalando en este camino de fama que supo construir.