La reina de los realities despidió el año con una increíble noticia que ha dejado boquiabierto a más de uno: ¡está embarazada!
Fue su novio, el rapero Keany West quien en un concierto en Atlanta City hizo parar la música para pedir al publico que lanzara un grito por su futuro retoño.
Kim y Keany hicieron pública su relación el pasado abril, seis meses después de que ella se divorciara de Kris Humphries, aunque el divorcio todavía está pendiente de sentencia.
La pareja planea también un millonario casamiento donde quieren a Beyonce o a Celine Dion para amenizar la velada y se comenta que buscan trabajar con David Tutera, quien fuera wedding planner de Jennifer Lopez, Jewel y Bárbara Walters.

Eso sí, la boda será una vez que se conceda el divorcio y que haya nacido el niño.