La actriz de Friends tiene una ardua rutina de ejercicios y una estricta dieta a base de vegetales cocidos y carnes magras para conservar su hermosa figura. Pero al parecer, ha confesado que si tuviese que elegir una última comida, esa sería la comida mexicana.

Nachos con guacamole, quesadillas y enchiladas son algunos de los platos que la vuelven loca a Jennifer. Por eso, todos los martes, la actriz se corre de su dieta para darse un gustito a la mexicana en su restaurante favorito de Los Ángeles, junto a sus amigas.

Además, ha contado que aunque muchas veces intentó preparar las delicias de esta cocina, no ha conseguido buenos resultados, pero las tortillas y el guacamole le salen bastante bien. Según manifestó, si tuviese más tiempo le gustaría tomar un cursito express de comida mexicana.