Ubicadas en el Océano Pacífico, alrededor de la línea del Ecuador, las Islas Galápagos constituyen un archipiélago encantado, pues están habitadas por una fauna y flora que desafían la imaginación. Aunque parezca increíble, no existe otro lugar en la tierra como las Galápagos y, por ésta razón, son el destino elegido por millones de viajeros con ganas de sorprenderse.

Cuando Charles Darwin, el creador de la teoría de la evolución de las especies, llegó a este lugar, quedó totalmente maravillado. Este efecto se sigue produciendo hoy en día en cada visitante que arriba a las Galápagos. Y es que debido a su casi total aislamiento y la falta de asentamientos humanos por muchísimo tiempo, los animales y las plantas de estas islas han evolucionado de forma muy particular, dando lugar a la aparición de especies únicas en el mundo como las iguanas marinas, los pingüinos tropicales, las tortugas gigantes y los piqueros de patas azules.

Pero además, como los animales no han conocido a los humanos como depredadores, no suelen asustarse. Por lo tanto, se animan a convivir con las personas en su ambiente natural. Toda una aventura inolvidable.

Existen un sinfín de atractivos en estas treces islas, entre los cuales podemos encontrar la Bahía Gardner, unas playas de arenas blancas con lobos marinos donde se puede nadar y hacer buceo, y Punta Suarez, un sendero de rocas erosionadas para descubrir a los piqueros de patas azules y las colonias de iguanas marinas. Ambos sitios están en la Isla España. En Floreana, se puede visitar Punta Cormorante, una playa de flamencos rosados en una laguna escondida. Además, es el lugar para ver estacionalmente a las tortugas marinas y descubrir las hermosas formaciones de coral. Por último, la Isla Isabela, la más grande de todas, es el sitio para conocer a las famosas tortugas gigantes en la Bahía Urbina. Asimismo, se pueden apreciar los paisajes de formaciones volcánicas, que confluyen en una gran diversidad natural.

Por todo esto y por mucho más, las Islas Galápagos son un destino imperdible para los amantes de la naturaleza.