Gravity

Difícilmente Alfonso Cuarón olvidará alguna vez la conferencia de prensa que realizó hace algunos días en un conocido hotel de México DF. El director está en plena promoción de su film Gravity, protagonizado por George Clooney y Sandra Bullock, que cuenta la historia de dos astronautas que quedan varados en el espacio luego de un accidente en la base espacial en la que están trabajando.

Cuarón debió afrontar una insólita pregunta, pero el cineasta no sólo salió airoso sino que su respuesta fue desopilante.

Cuando le tocó el turno, Carlos Pérez, periodista de TV Azteca, dejó perplejo al cineasta con la siguiente pregunta: “¿Cuáles son las dificultades técnicas y humanas de grabar en el espacio? ¿Fue muy difícil? ¿Fue complicado grabar en el espacio? ¿Se mareaban los camarógrafos?“.

Cuarón, atónito y riendo, creyó primero que era una broma y al darse cuenta que el periodista preguntaba de verdad, siguió el juego y respondió que había llevado un equipo de filmación en misiones rusas y que tardó casi tres meses de entrenamiento en el espacio. “Fui muy malo en el entrenamiento, yo sí me mareaba, pero arriba ya no, pero el Chivo (Lubezki) sí”, bromeó.

Obviamente, esta situación no pasó desapercibida y en Twitter los usuarios se hicieron un festín con el hashtag #PreguntoComoReporteroDeAzteca.

Lo que muchos medios no sabían es que Carlos Pérez realizó esta pregunta como parte de un segmento especial para el programa de comedia Deberían estar trabajando que se transmite en TV Azteca y tiene como conductores a Inés Gómez Mont, Max Villegas y el comediante Ricardo O’Farrill.

Al respecto de su fascinación por el exterior, Cuarón agregó que es una de las razones por las que se dedicó al cine: “De niño quería ser astronauta o cineasta, eso es lo que decía. De hecho, me acuerdo cuando de chavito me enteré que para ser astronauta tenías que ser soldado gringo, y dije entonces: ‘voy a ser cineasta, y algún día voy a hacer una película de astronautas