Para acompañar tus comidas favoritas, te enseñamos a hacer diferentes salsas frías. ¡Hay para todos los gustos!

Salsa Alioli, para los amantes del ajo, acompañar pescados blancos al vapor o mariscos sarteneados

Mixear 12 dientes de ajo junto a dos yemas cocidas. Incorporar en forma de hilo aceite vegetal. Cuando haya espesado, condimentar con sal y jugo de limón.

Salsa Criolla, para acompañar una buena carne asada

Picar 2 cebollas blanca, 3 tomates y 1 ají rojo. Colocar en un recipiente, agregar un diente de ajo y una cucharada de perejil picado, condimentar con sal, pimienta, aceite y un chorrito de vinagre. Dejar macerar en frío por media hora

Salsa kétchup, para usar como adobo de carnero aderezo para sándwiches

Cocinar en olla 5 kilos de tomates sin piel ni semillas junto con 2 cebollas blancas, 2 ajíes rojos y 1 diente de ajo, todo bien picado. Agregar una hoja de laurel, sal, pimienta, 3 cucharadas de azúcar y una taza de vinagre blanco. Cuando rompa el hervor dejar cocinar por diez minutos más, licuar la preparación y volver al fuego por cinco minutos más.

Pesto, ideal para cualquier tipo de pastas

Machacar en un mortero 10 dientes de ajo con un manojo grande de albahaca fresca y 1 taza de nueces o piñones. Añadir 100 gramos de queso rallado y 1 taza de aceite vegetal. Conservar en frascos.

Salsa Tártara, para darle gusto a pescado a la plancha o carnes, mariscos y pollo frito

A una buena mayonesa agregar pepinos en vinagre cortados en cubos, huevos duros bien picados, mostaza y alcaparras.