HELADERIA

Se trata de la heladería Once Upon a Cream, ubicada en el paradisíaco destino de playa de Hua Hin en Tailandia. Tiene una decoración creada por MADA Design Factory que traslada a un mundo de fantasía como el de muchas películas infantiles.

La heladería representa una antigua fábrica de helados y su estilo es entre vintage e industrial. Incorpora materiales cuyo uso se está extendiendo en la decoración de interiores, como el cobre, y tiene elementos tan adorables como las mesas de café en rojo y blanco que dibujan molinillos.

Si bien lo más importante en una heladería es que los helados que nos vamos a comer estén ricos, también es importante un aspecto llamativo que atraiga nuestra atención hacia el local y un ambiente agradable en el que podamos disfrutar del helado. Los colores pastel y los muebles de este establecimiento no se podrían haber elegido mejor.

Otra idea decorativa que nos encanta es la de las nubes pintadas en el techo, algo que podemos copiar hasta en nuestra propia casa. Esta es una de las mejores cosas de poder ver y conocer locales en lugares de todo el mundo: encontrar grandes ideas a través de ellos.

En cuanto a los gustos de helado, también parecen salidos de una historia de fantasía. Los más famosos son el cotton candy, marble fudge y mocha chip. ¡Una verdadera delicia de ensueño!