Estrella de la colección de Stella McCartney, fue el favorito de las celebrities y se impuso como el preferido de las alfombras rojas. Creador de curvas maravillosas (¡y peligrosas!) produce un efecto reductor en vivo y en directo que no necesita retoques digitales. Una silueta perfecta con un pedazo de tela.

Se trata del vestido Saskia, como lo llamó su creadora Stella McCartney, quien recientemente fue premiada como la diseñadora del año en los Fashion British Awards. Ya lo eligieron Gwyneth Paltrow y Kate Moss, entre otras, pues el modelo es ultra elegante y potencia la ilusión óptica del cuerpo reloj de arena. El secreto está en el diseño, que resalta las curvas y reduce la cintura en una combinación muy inteligente de frente en negro y espalda y laterales en blanco. El cinturón dorado es el toque final para lograr un efecto adelgazante increíble.