La actriz de Legalmente Rubia es propietaria de una divina casa con estilo ranchero, ubicada en Ojai, California.

El inmueble tiene 500 metros cuadrados, sin contar el inmenso jardín que lo rodea, y toda la decoración es súper colorida y animada ¡como ella!

La casa posee una arquitectura que rememora a los ranchos de principios de siglo pasado y cuenta con una gran suite que incluye cuarto de baño, tres habitaciones suplementarias (dos de ellas para sus dos hijos), una biblioteca que funciona también como salón de juegos, dos casas contiguas para huéspedes, un garaje para cuatro coches, piscina y una caballeriza.

Así, toda la familia y sus invitados tienen toda la comodidad para su estancia en el campo.