MILEY

Últimamente hemos visto a Miley Cyrus con todo tipo de looks rebeldes, punks, con poca ropa y demostrando lo grande que está.

Por eso, una vez que la joven cantante decide vestirse un poco más formal, no podemos dejar de decir lo bien que le sienta.

Hace unos días, Miley lució un vestido de Chanel en negro y blanco. Súper clásico y sencillo, ideal para estar divina en un día de trabajo.

Pero además, supo cómo combinarlo para lograr un total look de niña buena que nos encanta. Usó unos stilettos blancos y decidió peinarse con una raya al costado y un poco de volumen. Nada de pelos para arriba.

El detalle: los labios rojos, a los que ya estamos acostumbrados en ella, pero que en este caso le dieron color a su cara y mucho estilo.

¡Esperamos que se repita Miley!