La cúrcuma es una planta originaria del sur de la India que se utiliza como especia desde hace cientos de años. Hoy día es uno de los grandes tesoros de las recetas culinarias no sólo por su particular sabor sino también por sus propiedades curativas. Y, como si fuera poco, te ayudará a verte más bella.

Además de ser un antidepresivo natural, prevenir el cáncer, aliviar la artritis y aumentar las defensas del cuerpo, entre otras cosas, es un antioxidante muy efectivo para tu rostro, ideal para prevenir varias enfermedades y el envejecimiento prematuro. ¿Cómo debes utilizarla? Haz una mascarilla con dos cucharadas de suero de leche con una pizca de cúrcuma, la aplicas en tu rostro durante 20 minutos y luego te enjuagas.

Otro secreto es usar la cúrcuma para disminuir el acné. En este caso, debes mezclar una cucharada de esta especia con una cucharadita de aceite de coco y dejar reposar sobre el área afectada. También pueden incorporarla en tu baño por su efecto exfoliante. Solo debes colocarla en la piel mojada, enjuagar y saldrás de la ducha renovada.

Otra de sus propiedades es la de reducir las pigmentaciones oscuras de la piel. Para mejorar las manchas prueba esta receta: dos cucharadas jugo de pepino y de limón y ½ cucharadita de cúrcuma, colócalo sobre la mancha por 15 minutos y enjuaga.

¡Anímate y verás resultados extraordinarios!