Es uno de los cantautores españoles más famosos de los últimos tiempos y como tal, no puede dejar de vivir con los lujos que se merece.

Alejandro Sanz es dueño de una bellísima mansión en Miami y según contó en una reconocida revista española, la usa para distenderse en sus ratos libres y es el lugar donde desarrolla su pasión oculta: la pintura.

La propiedad tiene un marcado estilo neocolonial, con hermosos arcos de medio punto y tejados terracotas, detalles en madera tallada, jardín, piscina y mulle propio.

En el interior de la vivienda uno de los objetos más fascinantes es el piano de cola que el artista utiliza para componer. Además, la casa cuenta con un atelier donde el músico se dedica a desarrollar su faceta como pintor.

¿Qué te parece la casa de Ale Sanz?