VINO

El vino de tetra brik siempre tuvo mala fama. Vino barato, feo que solo consume la gente joven que no quiere gastar en otros mejores.

Pero desde Rusia quieren cambiarle la imagen al vino en cartón y por eso, presentan el Comon Sava, un vino de tetra brick con muchísima onda.

El nombre corresponde a un juego de palabras entre el idioma ruso y francés. De hecho suena igual a decir ¿cómo estás? en francés.

El diseño es llamativo y destaca de los demás: su búho tiene ojos (y orejas) y te mira desde el mostrador para que te fijes en él y te acabe conquistando.

De momento su gama se reduce a cuatro tipos: dos de vino blanco y dos más en vino tinto. Saldrán a la venta en octubre de 2013.

Una idea genial para darle un toque divertido a un producto que generalmente llega a ser aburrido y poco atractivo.