La comunicación es el aceite que mantiene funcionando correctamente los engranajes de una relación. Si no hay comunicación, o esta es deficiente, la relación comienza a desmoronarse porque fallan en entenderse mutuamente. ¿Cómo evitar los problemas de comunicación? Hay algunas estrategias que funcionan y otras que no, y conocerlas te ayudará a mejorar la comunicación con tu pareja.

  1. Tú vs. Él

Cuando discutimos con nuestra pareja es muy fácil concentrarnos en todo lo que no nos gusta o nos molesta del otro, en lugar de hablar de lo que nosotras sentimos. Por ejemplo, en lugar de decirle que te molesta que no lave los platos después de comer, dile que después de comer estás muy cansada por haber tenido que llegar a casa a cocinar, y necesitas y consideras justo que alguien te ayude. De esta manera expresas tus necesidades en lugar de quejarte del otro.

  1. Escuchar vs. Hablar

La mayoría de las veces pasamos gran parte del tiempo hablando y pensando en lo próximo que vamos a decir, en lugar de escuchar realmente a nuestra pareja y tomarnos tiempo para responder. Y esta es una forma sencilla de mejorar la comunicación de pareja: escucha más y habla menos.

  1. Preguntar vs. Adivinar

Aun si te consideras una persona psíquica (las mujeres tenemos ese maravilloso sexto sentido), es imposible que sepas todo el tiempo lo que tu pareja quiere, necesita o está pensando. Así que en lugar de tratar de adivinar y correr el riesgo de equivocarte, ve directamente al grano y pregunta lo que sea que necesites saber.

  1. Reconocer la situación vs. Dar explicaciones

Seguro has vivido esta situación: tu pareja se enoja contigo porque olvidaste pagar la factura de electricidad. Lo que él no sabe es que no fue que te olvidaste, sino que tuviste que usar el dinero para pagar el arreglo del lavarropas. ¡Y si no fuera por ti, ya tendría que andar con la ropa sucia! Ahí mismo tenemos la receta perfecta para una discusión.

Pero esto se podría evitar si, en lugar de ir directamente a las explicaciones, lo primero que hicieras es reconocer la situación que en este caso es que sí, efectivamente no pagaste la factura de electricidad, y que no fue porque te olvidaste. Que si te da cinco minutos le vas a decir por qué, y que después puede decidir si quiere enojarse o no.

Por supuesto que las discusiones y los malentendidos a veces son inevitables, pero si aplicas estos tips para una comunicación efectiva con tu pareja, los problemas se reducirán.