Para crear lazos de unión familiar, la comunicación es esencial. Tanto padres como hijos deben crear pilares de confianza que garanticen la estabilidad en el hogar, es importante que haya armonía entre todos los miembros, desde el más pequeño hasta la persona más adulta que integra la empresa familiar.

El respeto por los miembros de una familia, comienza a formarse desde pequeños. Nuestros hijos deben ir adquiriendo ese conocimiento para que se puedan ir acostumbrando a llevarse bien y apoyar a su familia.

Consejos para mantener una familia unida:

Comencemos por dar el ejemplo de respeto y armonía familiar. Como padres tenemos la responsabilidad de dar el ejemplo a nuestros hijos, demostrando que vivir con respeto y armonía trae beneficios a toda la familia.

Mantener una comunicación familiar fluida y sin secretos. Aunque en la relación familiar pueden existir crisis, es importante que se recurra a la comunicación para brindar apoyo, confianza y respaldo a los hijos en las etapas de crecimiento de su vida. De esta forma, los niños sabrán que cuentan con sus padres en cualquier momento de adversidad.

Realizar actividades grupales en familia. Es importante convivir en familia, organizar almuerzos, cenas, viajes, deportes, salidas culturales, etc. con la finalidad de compartir y estrechar los lazos.

Ser equitativo y justo en el trato de nuestros hijos. No debe haber favoritismos, especialmente cuando sucede un hecho que afecta la salud de uno de los miembros de la familia o su conducta, el tema debe tratarse en la familia y no separar el problema.

Fomentar los valores de grupo y solidaridad. Es importante que cada miembro de la familia se sienta parte de un equipo que vela por el bienestar de todos.

Creemos nuestras propias tradiciones. Tener cosas en común une. Por lo que se recomienda que cada familia tenga sus propias costumbres. Comer juntos todos los sábados, visitar a los abuelos los domingos, o jugar cartas todas las noches son hábitos que fomentan la unión familiar.

Tiempo para recordar. Crear álbumes de recorte donde se muestren las actividades cotidianas y los momentos memorables estrecha los lazos familiares.

Momentos para unir a la familia

No existe un momento exacto para unir la familia, pero una buena oportunidad podría ser una ocasión donde estén presentes todos los miembros de la familia; durante alguna de las comidas del día; o algún fin de semana en que casi siempre nos reunimos todos a pasar un bonito domingo.

Estas reuniones pueden servir para solucionar algunos problemas familiares, es normal que existan ciertas diferencias, es un momento en que todos los miembros de la familia pueden limar sus asperezas y fortalecer sus lazos familiares.