Darle color a nuestro look es una excelente manera de crear un estilo propio y, por si fuera poco, nos hace ver más jóvenes y alegres. El tema es saber cómo combinar los colores de la ropa para no parecer un arcoíris, ¿verdad?

De eso nos encargamos nosotras. En este especial, te traemos algunos consejos para que sepas cómo combinar los colores de la ropa partiendo desde su composición. Y de lo demás te encargas tú: prueba los colores que más te gustan y adóptalos con confianza a tu vestimenta.

Colores primarios

Son el rojo, el azul y el amarillo, pues todos los demás derivan de combinaciones de ellos. Son colores con mucha personalidad, su sola presencia ya alcanza para dar color al vestuario, por eso son perfectos para usarlos solos.

Los looks monocromáticos alargan y afinan la silueta, aunque obviamente para lucir elegantes hay que saber cómo combinarlos. ¡Vestirnos de pies a cabeza 100% de un solo color es un grave error!

Si te vistes toda de rojo parecerás una diabla y si te vistes toda de amarillo, un pollito.

Hay varias opciones para crear un look monocromático elegante:

-Usa distintas gamas o tonalidades del color

-Combínalo con colores neutros, como el blanco, el negro o el gris.

-Combina los colores primarios entre sí, pero complementando con algún color neutro que equilibre el vestuario. Por ejemplo, un buen look sería unos clásicos jeans azules, una camiseta o musculosa gris con tacones rojos y una cartera en algún tono de amarillo.

Colores complementarios

Para saber qué color complementa a otro observa la rueda de colores: los colores complementarios son los que figuran enfrentados. Por ejemplo, el complementario del azul es el anaranjado, el del violeta el amarillo.

Una buena opción es combinar dos colores complementarios con una prenda de color neutro para que no sea tan contrastante. ¡Ten cuidado con el uso de los complementarios rojo y verde! Úsalos con criterio para no parecer un árbol de Navidad.

Colores análogos

En palabras simples, los colores análogos son colores que se parecen entre sí. Para saber cuáles son elige un color de la rueda de colores: sus colores análogos son los que se encuentran a ambos lados del mismo. Un look de colores análogos es armonioso y elegante. ¡No falla!

Por ejemplo, puedes combinar un pantalón negro con distintos tonos de rosa; rosa palo y rosa pastel en la blusa, y el roja viejo para el abrigo.