Las leggins son prendas que se impusieron en los cincuenta y resurgieron en los ochenta siendo furor en todo el mundo. Hoy vuelven a imponerse desde hace varias temporadas y por eso te mostramos algunos looks para usarlas.

Lo primero que debes saber es que las leggins son super versátiles y cómodas. Según como las combines puedes usarlas tanto para el día o para la noche, con un outfit casual o formal.

Esta temporada la tendencia apuesta a los diseños estampados, inspirados en el arte abstracto, aunque por supuesto, siguen vigentes las clásicas leggins negra, que ya se han convertido en un básico que no puede faltar en el ropero de cualquier mujer.

Te proponemos dos looks especiales:

Casual: Leggins estampadas en varios colores: marrón, verde, amarillo naranja. Blusa negra, zapatos cerrados con plataforma baja y bandolera marrón. Tip: Es aconsejable que los tops lleguen hasta el medio muslo, pero si tienes un cuerpazo y eres atrevida, puedes animarte a usar blusas más cortas para que las leggins te hagan unas piernas espectaculares.

Elegante: Leggins negras, camisola blanca ajustada a la cintura, sacón gris perla, botas negras cortas y con tacón, minicartera roja metalizada. Tip: si eres de estatura baja utiliza las leggins con botas largas. Así conseguirás una figura más armoniosa.