Saliendo de Caracas con dirección al oeste, aproximadamente a unos 63 kilómetro de la capital, se encuentra uno de los sitios más encantadores de Venezuela. Un pedazo de la Selva Negra del sur de Alemania enclavada en la Cordillera de la Costa, al Norte del Estado de Aragua.

Y es que este lugar fue poblado por colonos alemanes en 1843, que por muchos años permanecieron aislados, pudiendo conservar sus tradiciones, su lengua, sus comidas, sus vestimentas y sus bailes típicos.

La arquitectura de Colonia Tovar es completamente alemana. Los visitantes sentirán que están en otro país y tendrán la posibilidad de experimentar un encuentro cultural de lo más maravilloso.

Hay una gran oferta de restaurantes y cervecerías que ofrecen platos típicos alemanes, cerveza artesanal, dulces, mermeladas y las típicas fresas con crema.

Algunos de los principales atractivos son el Museo de la Ciudad, donde se puede conocer la historia, costumbres y tradiciones del pueblo germano. El Centro Comercial Breikanz es el lugar ideal para adquirir todo tipo de artesanías alemanas. Además se vender embutidos, chuletas y salchichas de Viena. La Cervecería Tovar fue la primera cervecería de Venezuela, fundada en 1843, con la llegada de los inmigrantes, que permanece abierta en la actualidad. En el Centro Histórico se encuentran la Plaza Bolivar, la Iglesia de San Martín de Tours, La Casa Codazzi y la Antigua Escuela, un paseo obligado para cualquier visitante.

Así, Colonia Tovar en una pequeña Alemania en el corazón de Venezuela, un lugar para disfrutar y descansar.