Ubicada en el suroeste de Uruguay y a orillas del Río de la Plata, Colonia del Sacramento es un destino turístico elegido por su riqueza histórica y su infraestructura turística que junto a su tranquilidad, sus calles empedradas y sus atardeceres hacen de este lugar ideal para el descanso.

Y es que la historia de esta ciudad refleja en cada rincón, la continua disputa que mantuvieron en el siglo XVII los reinos de España y Portugal por la posesión de estos territorios. Así, hoy en día, Colonia del Sacramento posee una pintoresca arquitectura que conserva la fusión del estilo portugués, español y post-colonial.

El principal atractivo de este lugar es el casco histórico, que fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1995. Pues allí se conserva la arquitectura típica de Colonia y los principales sitios para visitar. Entre ellos están las ruinas del convento San Francisco, una de las construcciones más antiguas de la ciudad, que integra capilla y convento, donde se siguen celebrando misas; la Calle de Los Suspiros, típicamente portuguesa, de pavimento original, empedrado de cuña y salida al río. En torno a ella giran un sinfín de leyendas que atribuyen su nombre a diferentes historias, como que era el último trayecto que recorrían los condenados a muerte o que albergaba los mejores prostíbulos de la ciudad. También se puede visitar el muelle, con sus pintorescas embarcaciones encalladas y un hermoso paisaje al río. Un lugar perfecto para disfrutar de los atardeceres de la ciudad. El casco histórico cuenta con servicio de visitas guiadas, que permite conocer cada sitio y su historia.

Por otra parte, muchos visitantes aprovechan para disfrutar de la playa, pues existen diferentes balnearios junto al río, donde se puede nadar en sus aguas calmas. En cuanto oferta hotelera, Colonia del Sacramento cuenta con una gran variedad de servicios, encabezados por los hoteles cinco estrellas con spa, para relajarse y descansar.

Colonia del Sacramento, un destino tranquilo, interesante y bellísimo para aquellos viajeros que buscan conocer lugares nuevos a un ritmo bien relajado.