Uno de los principales problemas que tenemos las mujeres es la aplicación del labial. Por eso, te enseñamos estos trucos para aprender a maquillarte los labios y que el color te dure todo el día.

Lo primero que tienes que hacer es hidratar tus labios con un bálsamo labial o manteca de cacao. También puedes usar crema hidratante.

A continuación, es el momento de aplicar el delineador. Este elemento es sumamente importante, por más que te parezca inútil, pues te ayudará a definir el contorno de tu boca y, la línea marcada, te servirá como guía para no pasarte cuando apliques el labial.

Para rellenar el interior puede utilizar un lipstick, un gloss o el mismo delineador. Luego tienes que recurrir al secreto de la abuela. Toma un poco de papel higiénico, y colócalo entre los labios. Aprieta delicadamente para eliminar el exceso de producto.

¡Y listo! Ahora ya sabes cómo debes aplicarte el labial.