Te brindamos una serie de consejos para que esta situación que suele ser muy estresante se convierta en un momento ameno, donde la idea es que conozcas a tu jefe, se diviertan y pasen una grata noche.

Invitación: Procura invitar a tu jefe con anticipación, pues seguramente tendrá una agenda ajustada. Asegúrate de ser preciso en las indicaciones: fecha, lugar y hora, y si es casado, has extensiva la invitación a su mujer.

Menú: ¿Qué hacemos de comer? Bien, a no desesperar. Puedes preparar una muy buena comida sin tener que sobrepasarte en los gastos. Antes que nada, pregúntale a tu jefe, o en su defecto a su secretaria, cuál es su preferencia en cuanto a las comidas. Por lo general, es recomendable optar por carnes y acompañarlo con una rica ensalada. El vino dependerá del plato, pero asegúrate de que sea uno bueno. Además, puedes servir algún aperitivo o entrada y no te olvides del postre. Como menú ideal te proponemos que empieces la cena con una tarta casera de jamón y queso, como segundo plato, lomo de res glaseado en hiervas y oporto, acompañado por zanahorias, puerros y tomates. Como complemento, una ensalada de rúcula y queso parmesano. De postre, apple pie tibio, servido con una bocha de helado de vainilla. El vino debe ser tinto y estar a temperatura ambiente.

Decoración: Para la mesa te aconsejamos que elijas una decoración formal. Saca esa vajilla que te regaló tu abuela y que nunca usas. Pon un mantel blanco y servilletas azules, para dar un toque de color. Asimismo, elige unas lindas flores y colócalas como centro de mesa. No te olvides de las copas para vino y para agua. En cuanto a las luces, puedes optar porque sean tenues al principio, lo que generará un ambiente cálido. Complementa además, con una música tranquila de fondo.

¿De qué hablamos?: La idea no es que charlen todo el tiempo de trabajo, pues tu jefe pensará que tienes otras intenciones. Lo mejor es relajarse y que ambos intenten conocerse mutuamente. Pregúntale por sus pasatiempos y hobbies, quizás encuentren que tienen gustos en común, lo cual sumará puntos. No intentes impresionarlo actuando de manera diferente a cómo eres, toma tus recaudos pero no te pases de la raya.