Charlie ha decidido comenzar desde cero en Harmony Falls, su nuevo colegio, luego de haber pasado una primaria terrible. Así, Charlie ingresa en el mundo de la secundaria, conoce nuevos amigos, se rencuentra con viejos, se mete en problemas, se enamora. Ella quería pasar un año libre de dramas, pero al parecer, eso no será posible.

Esta novela es ideal para las adolescentes, pues tiene todo: bailes, amigas bitchy, niños lindos, romances con mejores amigos y todos los chismeríos. Además, el libro trata temas como el bulling y la presión de grupo, dos problemas que, en la actualidad, afectan la vida de los estudiantes.

Rosalind Wiseman es conocida por haber escrito el libro que sirvió de base para la película Mean Girl. Si esa historia se centraba en el mundo de las “chicas pesadas”, en Boys, Girls And Other Hazardous Materials es el turno de los chicos, aunque las muchachas nunca pierden protagonismo.