Mientras mantenía su grupo musical Destinity’s Child, Beyonce lanzó su primer álbum solista Dangerously in Love, que en tan solo una semana alcanzó el primer lugar de ventas. El sencillo Crazy in Love, en el que colaboró el rapero Jay-Z, se mantuvo en la sima del ranking radial por ocho semanas consecutivas, convirtiéndose en uno de los grandes éxitos del verano. Gracias a este trabajo, la cantante se hizo acreedora de cuatro premios Grammy.

En 2005 las integrantes de Destinity’s Child confirmaron su separación y un año después, Beyonce sacó su segundo disco: B’Day. El nombre estuvo inspirado en su fecha de cumpleaños número 25 y el trabajo incluyó canciones escritas y producidas por la propia cantante, como Dèjá Vu y Ring the Alarm.

Luego llegó I am… Sasha Fierce en 2008, un álbum doble donde la artista juega con su alter ego Sasha Fierce. El primer disco (I am) es más tranquilo, con ritmos suaves y baladas, mientras que el segundo (Sasha Fierce) incluye canciones más movidas y agresivas.

Al año siguiente y en medio de la gira I am… World Tour, Beyonce anunció en Reino Unido que empezaría a trabajar en un nuevo álbum. En 2011 el disco 4 salió a la venta luego de que se filtrara por internet y muchos usuarios lo bajaran de manera ilegal. Pero Beyonce logró alcanzar el éxito de todas formas.

Además de su carrera como cantante, Beyonce es un ícono de la moda. Con un estilo sexy y atrevido, siempre está maravillando en la alfombra roja. Asimismo, tiene varias fragancias propias y una tienda de ropa llamada Derón, en homenaje a su abuela que trabajaba como costurera.

Acompáñala este domingo 15 de julio a las 20, con el estreno de Beyonce – I’m Yours – Live in Las Vegas, el primer gran concierto publicado de la cantante. Este extraordinario show nos trae performances de 30 canciones de los tres álbumes multiplatino de Beyoncé, incluyendo temas de su banda Destinity’s Child y algunas otras sorpresas más; configurando de esta manera un encuentro tan íntimo como importante de su gran carrera artística.