DELINEADOR

Para muchas chicas, el lápiz delineador es uno de los primeros productos de maquillaje que usamos. Y aunque en los últimos años ha sido desplazado por productos más modernos, no debemos olvidar todas sus ventajas.

Por eso, aquí les dejamos una guía con algunos de los tonos básicos de lápiz delineador para ojos. ¡Encuentra el que más te guste!

Negro: el básico por excelencia. No hay kit de belleza completo sin un lápiz delineador color negro. Para el delineador en lápiz color negro, preferimos las fórmulas kohl. Una de sus grandes propiedades es que es un bactericida natural, lo que resulta perfecto para los ojos sensibles. Aparte el pigmento es más fuerte y el producto se desliza de manera sencilla, por lo que es perfecto para utilizar en las líneas de agua de los ojos.

Café: la opción perfecta para dar profundidad a los ojos de manera más sutil. Les recomendamos buscar diferentes tonos de delineador café, para dar diferentes intensidades al maquillaje. El café funciona súper bien en la mayoría de los ojos y es muy sencillo emparejarlo con sombras que estén dentro de la misma gama de color.

Azul marino: para un look atrevido, el delineador en azul marino es una excelente opción. Los azules oscuros resaltarán los tonos dorados y ámbar. También es perfecto para que los ojos rojos o cansados luzcan más blancos.

Morado: La gama cromática de este color es inmensa y la diferencia entre usar un delineador ciruela y uno lila es muy grande. El delineador morado queda muy bien con los verdes, pero también resaltan los ojos azules y almendra. Para las chicas de piel clara, los morados claros lucirán más naturales, mientras que los tonos oscuros lucen mejor en las pieles morenas. Pero cuidado, no pongan el delineador debajo de los ojos,  porque si se corre, parecerá que tienen las ojeras más grandes del mundo.

Blanco: el color menos usado. El delineador blanco es genial para aplicar en la línea de agua inferior, lo que hace que nuestros ojos se vean mucho más grandes.