La actriz Ashley Greene, una de las estrellas de Crepúsculo, confesó su máxima adicción culinaria en una entrevista con la revista People. “Las galletas de queso son mi vicio, pero intento no comprarlas todo el tiempo. En general, alguien me las compra y me las regala porque sabe que las amo”.

Pero a Ashley no le gusta cualquier galleta de queso, sino las de la marca Cheez-Its. “No tengo control, puedo comerme una caja entera en cinco minutos”, agregó. ¿La solución? En vez de comer de la caja, coloca porciones en bolsitas y se asegura de comer una sola por día.