Nació el 21 de febrero de 1987 en Florida, Estados Unidos. De pequeña, ya había empezado a trabajar como modelo infantil y pronto comenzó a soñar con convertirse en una top model. Sin embargo, durante su adolescencia, comenzó a tomar clases de actuación y su interés cambió. Decidió que lo que ella quería era ser actriz y puso todo su empeño para abrirse camino en el mundo del espectáculo.

El salto a la fama, lo consiguió en 2008, cuando fue seleccionada para interpretar a la vampiresa Alice Cullen en la película Crepúsculo, basada en el best seller homónimo de Stephanie Meyer. Ashley también fue partícipe de las secuelas Nueva Luna, Eclipse, Amanecer y Amanecer (segunda parte). Esta última aún no se ha estrenado, pero el lanzamiento está previsto para este año.

Además, Ashley ha sido la tapa de numerosas revistas como Cosmopolitan, Flare Magazine y Lucky Magazine. Y ha sido la cara de Avon, la conocida marca de maquillajes.