Tanto el poncho como la capa son dos prendas perfectas para el invierno, pues su principal característica es abrigar. Pero al parecer, la mayoría de las mujeres les teme porque no saben cómo usarlas. Sin embargo, te contamos que ambas son super versátiles y cómodas, además de otorgar un estilo original a cualquier look. Por eso, te enseñamos las mejores combinaciones para que de una buena vez le pierdas el miedo al poncho.

Lo primero que hay que saber es que tanto las capas como los ponchos son ideales para cubrir la pancita y el cuello V ayuda a estilizar la silueta. También, puedes conseguirlos con cuello tortuga, ideales para aquellas mujeres menuditas y con cuello largo. Además, son perfectas para embarazadas gracias a su gran comodidad y soltura.

Ten en cuenta que este tipo de vestimentas combinan con prácticamente cualquier pantalón o falda, sean de vestir, jeans, shorts, maxi o mini faldas, pero hay que tener cuidado con una sola cuestión: al ser prendas grandes hay que evitar utilizarlas con otras maxiprendas porque entonces agrandarán tu figura. Asimismo, debes vestirlos como abrigos, es decir no sobrecargues por encima con otras camperas o chaquetas.

¡Te proponemos dos looks!

Look de día: Puedes usar capas de tweed o de paño en colores lisos, sobrios o vibrantes o estampas divertidas. Si prefieres un poncho, los de lana son ideales. Te recomendamos: Poncho tejido naranja oscuro, jean cigarrette y zapatos marrones tipo mocasín. Complementa con un lindo gorro bordó.

Look de noche: Para estos momentos es mejor elegir géneros más sofisticados. Las capas son excelentes para vestirlas en cocktails o cenas formales. Eso si, solo colores monocromáticos de tonos neutros como negro, cámel, rojo o azul oscuro. Te sugerimos: vestido entallado color gris, con cuello y mangas largas, capa negra con mangas murciélago color negro, medias negras de lycra y botinetas acordonadas con maxitaco. Un detalle infaltable es utilizar un maxicinturón a la cintura para generar una hermosa figura.

¡Esperamos haberte ayudado y que ahora te animes al poncho!