Hay algunos cambios que puedes introducir en tu día a día para conseguir disfrutar al máximo cada momento y trabajar para tener una vida rebosante de felicidad y alegría. En este artículo vamos a darte 6 hábitos para ser feliz que podrás comenzar a aplicar en tu rutina y, así, generar un momento único y perfecto para disfrutar con todos tus sentidos.

Respiraciones profundas antes de levantarte

Uno de los mejores hábitos para ser feliz es comenzar el día oxigenando todo tu cuerpo y, para ello, tan solo deberás comenzar a respirar profundamente antes de levantarte de la cama. Este sencillo truco puede ayudar a que todo tu cuerpo funcione mejor durante el transcurso del día y, además, te ayudará a transportar el oxígeno que está en la sangre por todo tu organismo, algo perfecto para prepararse y comenzar un nuevo día.

Para hacer esto tan solo deberás mantenerte tumbada sobre la cama y respirar profundamente 10 veces, inhalando aire de forma muy profunda y exhalando poco a poco notando cómo se vacían tus pulmones. Esta sencilla práctica te llenará de vitalidad y la energía fluirá por todo tu cuerpo.

Rodéate de gente positiva y activa

La gente que nos rodea nos influye de forma indirecta así que, si quieres disfrutar al máximo de tu día a día, es importante que te juntes con personas optimistas, que tengan ganas de vivir, de reír y de hacer nuevas actividades. Muchas veces nos conformamos con los amigos que hemos cultivado durante toda la vida pero, con el paso de los años, puede ser que aquellos que antes eran tan amigos tuyos, ahora no terminen de encajar del todo contigo.

No te decimos que tengas que dejarles de lado completamente, pero sí que busques a nuevas personas con las que puedas crear una amistad y con las que compartas intereses comunes, que sean positivas y que tengan ganas de hacer cosas diferentes. La rutina, el pesimismo y la monotonía hacen que nos sintamos aburridos y la felicidad se escape por la puerta.

Vive el presente

Uno de los aspectos que más pueden fomentar que no nos sintamos a gusto con nuestra vida es que siempre estemos mirando al pasado o al futuro. La vida es aquí y ahora, por tanto, debemos intentar que el día de hoy nos dé ese aporte de felicidad y gozo que necesitamos para sentirnos vivos. Apartar la felicidad y reservarla solo para el fin de semana, por ejemplo, es un error muy común que muchas personas cometen cuando, lo más saludable, es optar porque cada día sea único y cuente, al menos, con un momento de placer y bienestar.

Así que evita ir de casa al trabajo y del trabajo a casa, mirando la televisión y no haciendo nada que te interese entre semana. Opta por cultivar tu hobby, leer un libro, disfrutar de una buena película o preparar una cena deliciosa. La felicidad está en las pequeñas cosas de la vida así que no las reserves para momentos concretos y apuesta para que cada día contenga una gotita de felicidad.

¡Muévete!

Otro de los hábitos para ser feliz es que incorpores el ejercicio físico en tu día a día. No hay nada más saludable y beneficioso para nuestro cuerpo que levantarse del sofá o de la silla y salir a pasear o a correr un rato. El motivo es que el deporte es una actividad que libera endorfinas, la hormona conocida como “la hormona de la felicidad”. Ésta se encarga de aportarnos una sensación de bienestar y placer alejando al máximo el estrés o la ansiedad.

Pero no hablamos únicamente de que vayas al gimnasio o salgas a correr si no te gusta; con hacer ejercicio nos referimos a que estés activo, que camines, que te muevas en bicicleta, que vayas a bailar o que te apuntes a algún deporte divertido como el pádel o el fútbol. Hacer ejercicio y disfrutar es básico para poder ser feliz.

Lucha por tus sueños

La felicidad también va acorde con las metas que te propongas, tus ambiciones y tus deseos. Hay muchas personas que dejan a un segundo plano todo aquello que quieren conseguir pues creen que es imposible o que mejor centrarse en la “realidad”. Pero esta actitud, en el fondo, es muy negativa y perjudicial para nosotros. Deja atrás los miedos, las inseguridades y las dudas y lucha por tus sueños. ¿Siempre has pensado en montar un grupo de música? ¡Pues adelante, hazlo ahora mismo! ¿Qué te apetece? ¿Quieres rodar un cortometraje? Busca  gente para hacerlo y pruébalo. ¿Quieres probar lo que se siente escalando una montaña? Pues apúntate a un club de escalada y anímate a probar. Si no vives ahora como quieres vivir, no lo harás nunca y, por el momento, sabemos que solo tenemos una vida así que persigue tus sueños y, así, podrás llegar a ser feliz.

Descansa

Para poder sentirse feliz y a gusto con uno mismo es esencial estar en óptimas condiciones de salud y esto solo se consigue escogiendo unos hábitos de vida saludables que te ayuden a que tu cuerpo funcione correctamente y que tu mente esté preparada para todo lo que se le venga. Por este motivo, descansar es algo esencial e imprescindible para poder ser feliz.  Así que, además de dormir las 8 horas recomendadas, es importante que durante tu jornada también dediques un momento a la relajación y te tumbes al sol, te pongas un poco de música relajante, practiques meditación o yoga o, simplemente, leas un buen libro en el más absoluto silencio.