Mientras que antiguamente cuando un hijo decía que quería ser artista muchos padres se alarmaban pensando en la vida bohemia y de privaciones que llevaría, hoy en día es algo mucho más aceptado y hasta estimulado por los padres.

Por eso, si descubres que tu hijo tiene vocación para las artes, puedes inspirarlo y animarlo haciendo estas cosas.

  1. Exponlo a fuentes de inspiración

Para que tu hijo desarrolle la creatividad que motiva a los artistas, debe ser expuesto a diversas fuentes de inspiración. Olvídate de las cuestiones de género y, sea niña o varón, llévalo a diferentes sitios como museos, conciertos y espectáculos de danza y teatro. También puedes probar ponerlo en contacto con diferentes medios de expresión: como instrumentos musicales, medios de expresión plástica, clases de danza.

  1. Ayúdalo a mantenerse motivado

A veces para los niños resulta difícil seguir adelante cuando se encuentran con un obstáculo, como cuando algo de lo que quieren hacer no les sale como lo deseaban o imaginaban. Allí es cuando tú, como padre o madre, tienes que ayudarlo a mantenerse motivado. Inscríbelo en clases particulares, o muéstrale videos en YouTube que enseñen a hacer lo que él o ella quieran aprender.

  1. Aprovecha la tecnología

Como mencioné recién, YouTube cuenta con miles de tutoriales para aprender a hacer casi cualquier cosa, incluyendo clases de arte. Pero no es lo único, también hay aplicaciones diseñadas para aprender de todo, desde dibujar y colorear hasta tocar la guitarra.

  1. Provéele de bloques de construcción

Quizá tu hijo no demuestra interés en la pintura, la escultura, la danza o la música, pero puede tener un talento oculto con el diseño y la construcción. Así que también provéele bloques de construcción del para ayudarlo a liberar su creatividad de esa manera.

  1. Dale libertad

En el otro extremo están los padres que prácticamente quieren obligar a sus hijos a dedicarse a algo artístico. Pero como las mejores cosas de la vida, debes darle libertad y tiempo para explorar sus opciones, ofreciendo tu apoyo pero sin intervenir demasiado.

Si haces estas cosas estarás estimulando de forma proactiva pero sutil el talento artístico de tus hijos.