La creencia de que las mujeres somos súper sensibles sigue siendo algo común en la sociedad. Y sabemos que no es completamente cierta, pero podrían existir situaciones donde el estrés emocional repentino puede afectar la salud de las mujeres.

De acuerdo con estudio de los investigadores de la Johns Hopkins Medicine,  el estrés emocional repentino, causado por emociones negativas, puede provocar debilidad grave en el músculo del corazón, provocando incluso la sensación de un infarto y esto es más común en las mujeres.

Aunque hay momentos ante los cuales las mujeres “sacan” la fuerza, también hay cosas que dañan sus emociones e inclusive puede ser de forma permanente. Por ello te presentamos aquellas que debes comenzar a identificar y evitar.

  1. Burlas: palabras como “fea”, “floja” o cualquier otra que sea ofensiva proveniente de la gente que te rodea causan un daño emocional progresivo en la autoestima, ya que “lavan” el cerebro.
  2. Ambiente laboral:las mujeres viven un desequilibrio entre el esfuerzo que implica el trabajo y la recompensa que reciben, no sólo por el sueldo sino también por el reconocimiento, lo que las lleva a desarrollar un estado fuerte de estrés.
  3. Abuso de su pareja: el abuso emocional, en muchos sentidos es más perjudicial que el físico, ya que tiende a ocurrir todos los días. Además las víctimas suelen culparse a sí mismas, con lo que se forma un círculo infinito.
  4. Falta de ejercicio: es común que las mujeres se pongan en lo último de la lista y no se preocupen por hacer ejercicio o tomar tiempo para sí mismas. Esto es dañino porque no tener una actividad física que te ayude a desahogar las emociones, propicia que las interiorices, que se generen ira y decepción en lugar de liberación.
  5. Ser mamá: sin duda un acontecimiento hermoso, pero que cambia la vida de una mujer; a la preocupación que ella sentirá el resto de su vida por su hijo y su bienestar, se suma ser un buen ejemplo.