Tener amigos es muy importante, casi indispensable, no por nada se dice que son la familia que nosotros elegimos y que nos acompañan en las buenas y en las malas. Existen amigos de todo tipo y amistades que pueden ser débiles o muy fuertes. La ciencia sabe muy bien cómo deberías escoger a tus amigos, y nosotros te contamos cuáles son sus consejos.

Las amistades de las redes sociales pueden perjudicarte

Si tienes amigos, prioriza verlos cara a cara o al menos llamarlos por teléfono. Las personas que pasan mucho tiempo socializando en Internet se exponen a sufrir de estrés. Ese estrés viene de parte de la forma en que queremos que nos vean en Facebook o Twitter, por lo que mostramos una persona diferente a la que somos. Apaga la computadora y ve con tus amigos a una plaza, bar o simplemente a disfrutar la vida sin intermediarios virtuales.

No tengas miedo de explorar nuevas amistades

Es probable que tengas amigos que te conocen desde el jardín de infantes y, si bien esas amistades son importantes, debes permitirte despegarte de ellos e ir buscando amigos que se ajusten a la fase en que estás. En la universidad querrás amigos que estudien contigo, mientras que al tener una familia busca aquellos con un estilo de vida similar. En el trabajo, construye redes con tus amistades. Todos los amigos son importantes, pero no te quedes pegado siempre con el mismo grupo.

Cuidado con tener pocos amigos

El viejo dicho «Mejor solo que mal acompañado» tiene mucha lógica, pero no por eso debes restringir tu red de amistades a unas pocas personas. Quienes tienen muy pocos amigos son más propensos a tomar riesgos financieros, los que pueden perjudicar a cualquiera. No es necesario tener 20 amigos cercanos, pero expandir tu grupo de socialización te beneficia económicamente.

Busca amigos con fuerza de voluntad

El tener fuerza de voluntad y ser consecuentes con sus creencias, son características que deberías buscar en tus amigos. El escoger amigos con las características mencionadas, te ayuda a contagiarte de estas cualidades, lo que te ayudará a la hora de afrontar varios problemas y ponerte metas. Busca motivación en ese tipo de amigos en momentos de debilidad.

Ten amigos cercanos y no dejes que la amistad se pierda

Las amistades fuertes, esas que no se rompen con nada, no solo nos ayudan en la vida, sino que también podrían prolongarla. Estudios indican que las personas con amigos muy cercanos viven más que aquellas con amistades casuales o poco sociables. La razón está en que se deprimen menos, lo que mejora su sistema inmunológico.

La amistad es un lazo fuerte, incluso dicen que elegimos amigos con una genética similar a la nuestra. Aprovecha estos 5 consejos científicamente probados para elegir amigos y mantener ese lazo vivo.