Cuando un matrimonio se rompe, puede que en un periodo de tiempo los hijos tengan que enfrentarse a que sus padres salgan con otras personas y es un hecho difícil de aceptar porque para ellos la fantasía de reconciliación familiar siempre está en su mente.

Una vez que llega el momento de transitar esta nueva situación, debes aprender a aceptarlo porque si quieres a tu padre, solo puedes desearle lo mejor. Haz frente a tus sentimientos y supera esta etapa.

1

Para empezar debes pensar que lo que para ti es un final, para tu padre es un nuevo comienzo. Suena duro pero debes comprender esta idea para poder afrontarla. Si tu padre ha encontrado una nueva pareja, puede que esto suponga una etapa de felicidad, o al menos, de cambio positivo. Puede que se plantee algún tipo de futuro con esa persona así que has de entender que esta situación sentimental de tu padre no es temporal.

El paso del tiempo todo lo cura así que no te precipites y deja que tu padre descubra ese futuro que se abre ante él. Intenta no demostrar tu desinterés o tu desagrado a tu padre, respeta sus decisiones y verás cómo poco a poco te acostumbrarás a la nueva pareja de tu padre.

2

Es normal que sientas, ante esta relación sentimental, muchas emociones contradictorias. Pero no te regocijes en ellas porque acabarás por odiar a esa persona que puede que haga feliz a tu padre. Intenta conocerla, no la juzgues sin tener contacto con ella, puede que con el paso de los días, nazca cierto aprecio o incluso cariño.

Todo esto se consigue esforzándote, pasando momentos con esa persona, preguntando a tu padre cómo se siente con su nueva pareja y puede que esos nuevos sentimientos positivos dejen de lado todo lo malo que sentías al principio.

3

La nueva relación de tu padre despertará sentimientos muy complejos como hemos comentado. Sentirás que esa persona es una enemiga, que se interpone entre tu madre y tu padre y que impide que tus sueños se cumplan. También sentirás miedo por sentir que ya no estás en el primer puesto de prioridades de tu padre, y te aterra la idea de encariñarte con una persona que quizá no sea definitiva.

Estas son algunas de las emociones que puedes experimentar hacia la nueva pareja de tu padre que pueden desembocar en falta de respeto, rechazo, aislamiento, provocaciones… Piensa seriamente en todo esto y recuerda que tu padre merece encontrar la felicidad de nuevo, ¿no crees?

4

Ante esta nueva realidad, debes ser paciente. Una vez que pase algo de tiempo luego de las presentaciones, quizá deberías empezar a pasar ratos con esa persona a solas, habla con tu padre para hacer algo divertido todos juntos. Es importante que empieces a integrarte en la nueva vida de tu padre.

Otra manera de recorrer este camino, hasta aceptar a la pareja de tu padre, es hacer uso de tu control emocional. No te dejes llevar por las primeras emociones ni te comportes de forma desagradable con esa persona, si necesitas hablar de algo, hazlo en privado con tu padre y verás cómo, poco a poco, se conocerán e irá creciendo un respeto y un apego que creías imposible. En todo este proceso, la comprensión y la empatía son básicas. Piensa en el bienestar de tu padre, si no pierdes eso de vista, todo será más fácil.