¿Quién no se ha planteado alguna vez volver con su ex? ¿Cuántas veces has pensado que lo ibas a llamar y has dejado de hacerlo por miedo a no ser correspondida? La relación con los ex siempre es algo compleja, porque es muy difícil volver a crear la confianza que hubo entre ambos cuando eran novios y volverla a traer al presente. Aunque lo conozcas, las dudas te invaden y no sabes qué pensar. ¿Le gustas o no? ¿Tienes alguna oportunidad?

1- Redes sociales: Si han acabado medianamente bien, entonces no se habrán eliminado en las redes sociales y podrás ver todo lo que él publica. Atenta a esto. Atenta a sus posts, a sus comentarios… etc. Si estos son excesivamente melancólicos, puede que sea el momento de encender todas las alarmas. Está pensando en ti y quiere que lo sepas, pero sin decírtelo directamente.

2- Amigos: Después de haber estado un tiempo juntos, han creado una red de amigos en común y como es normal, no es raro que alguno te pregunte cómo estás, con quién estás… etc. Ojo, porque esta información puede ser comunicada a tu ex. Cuando tienen amigos en común, ellos suelen utilizarlos para recopilar este tipo de información, siempre y cuando eso sí, sigan sintiendo algo por ustedes.

3- Contacto físico: Han dejado la relación, pero se siguen viendo porque son del mismo grupo de amigos. En esos momentos, él busca siempre el contacto contigo. Tanto visual, como físico. Busca complicidad y esta es una señal clara de que quiere una segunda oportunidad contigo. Además, en las conversaciones que tienen, él suele insistir en lo mucho que ha cambiado y lo bien que se siente haciendo todo aquello que tú querías que hiciese.

4- Pareja parecida a ti: Este es uno de los puntos más comunes en situaciones en las que tú ex no te ha olvidado y a la vez, es uno de los momentos más “extraños”. Extraño porque de repente ves a tu ex con una nueva pareja y ella es igual a ti… Tienen el mismo pelo, el mismo estilo en la manera de vestir, incluso en la manera de comportarse… ¡Parecen gemelas! Está claro. Tu ex busca una copia de ti, sencillamente porque no te ha olvidado.

Hay algo importante que decir en todo esto y es que antes de volver con tu ex, te detengas y pienses fríamente si es lo que realmente quieres o no. Si estás preparada para regresar porque lo quieres o porque lo necesitas por costumbre. Si es la segunda opción, lo mejor es que te alejes, no funcionará. Si de verdad lo quieres y lo echas de menos, adelante. ¡El amor siempre triunfa!