Una vida con amigos es mucho más fructífera y divertida. Pero para entablar una amistad es bueno saber de consejos que los más grandes han experimentado a lo largo de todos sus años. ¡Créeme que a tu hija le encantará escucharlas y aprender de ti!

Amistad es animarse y ayudar al otro a levantarse

Aconsejar, animarse a hacer lo que amamos, eso es amistad. Pero también cuando todo está mal necesitamos de nuestros amigos para levantarnos. Es verdad, todo depende de nosotros, pero ellos lo harán mucho más fácil.

Las amistades pueden cambiar

Todo cambia, cuando nosotros crecemos y cambiamos las amistades pueden cambiar. Hay algunas que durarán para toda la vida y serán siempre cercanas. Otras amistades que seguirán igual de intensas pero se verán muy poco. Y otras se terminarán por los diferentes caminos que tomó la vida. No todo dura para siempre, disfrútalo y no estés triste si los caminos cambian.

Pero hay otros que están siempre, ¡cuídalos!

Lo cierto es que los caminos cambian, pero algunas amistades estarán siempre contigo acompañándote en todos los caminos.

Te contaré algo, mi abuela tiene 84 años y hace 80 años tiene dos amigas con las que se ve todas las semanas. ¡Suena increíble! ¿Verdad? Lo cierto es que se cuidaron entre todas y lograron que la amistad sobrepase todos los obstáculos.

No hables mal cuando estés enojada

¿Quién no se ha enojado con sus amigas? A todas nos ha pasado, pero debemos controlarnos en ese momento. No decir cosas que no sintamos, sino toda una amistad puede verse perjudicada.

La amistad es el tesoro más valioso que tenemos, ¡ayuda a tu hija a fortalecerlo y crear una grandiosa amistad!