¿Quieres limpiar tu casa de malas energías? Ya sea por ritual o por necesidad, siempre es buena idea purificar el hogar de energías negativas y dañinas que puedan estar afectándote.

Aquí te decimos lo que necesitas:

– Velas de color blanco: El color blanco es un sinónimo de tranquilidad y paz, y si lo usamos en una vela mejor aún, pues nos protegerá de las malas energías y atraerá fuerzas positivas a nuestra vida y, por ende, al entorno en el que vivimos. El tamaño de la vela no es tan importante, pero sí que la dejemos consumir por completo y después la desechemos fuera de casa.

– Incienso, preferiblemente en barra: El incienso actúa como purificador de ambientes y, según su aroma y extracto es usado para distintos objetivos. Los sticks de coco, lavanda, rosa, eucalipto, vainilla y limón son utilizados para la protección de los ambientes. Recuerda siempre encender las varitas con la mano derecha (que significa el camino adecuado, según la astrología).Es importante que abras las ventanas para que las malas energías salgan y el aire puro circule.

– Sábila: Nuestras abuelas usaban esta planta reconocida por absorber las energías que no deberían estar en el hogar, además de alejar envidias y malos deseos. Se cree que si la planta muere rápidamente es porque absorbió las energías negativas, por lo que debe arrojarse fuera de casa.

– No guardes basura: Cuando guardamos objetos inservibles o que ya no usamos, podríamos interrumpir la buena circulación de energía en el ambiente, así que el consejo es deshacerte de todo lo que debería estar en el cubo de la basura.