Mis amigas sin hijos no me creen cuando les digo que prefiero aumentar 20 kilos, que nadie más en el mundo quiera ser mi amigo, que me agarre la gripe porcina o quedarme sorda antes que perder a mi niñera.

Sí, gente, para las mamás que trabajamos fuera de casa, no hay peor catástrofe que la niñera no venga. Ahora, si algún día tienes que llevar a tu hijo contigo al trabajo en una emergencia, sería bueno que no te pierdas este artículo.

#1 Piensa en las políticas de la empresa

Si trabajas en una empresa familiar, mediana, en la que tienes excelentes relaciones con compañeros y jefes, y además ya los conoces, llevar a tu hijo al trabajo no resultará un problema para nadie. Ahora, hay empresas con políticas que no lo permiten, así que quizá tengas que considerar perder el día de trabajo antes que el empleo.

#2 Trata de acomodar tu día lo mejor posible

En mi caso, tengo varios trabajos, algunos los hago desde casa, otros fuera. A veces tengo que estar todo el día por ahí, a veces solo en casa, lo bueno es que puedo organizarme si tengo imprevistos. Si tú también tienes la posibilidad de arreglar horarios, salir ese día antes, hacer horas extra otro día, cancelar esa reunión para mañana, o lo que sea, trata de hacerlo temprano y que el faltazo de la niñera no descoloque al mundo entero.

#3 Encuentra un lugar cómodo y propicio

Los chicos son activos, así que estar quietos en un sitio reducido no es de lo más divertido. Si no tienes una oficina propia, trata de encontrar un lugar donde puedan instalarte y, así, distraer menos a tus compañeros. O, como te decía antes, si ya tienes vínculo con tus colegas sabrás a quién podría molestarle y a quién no, o quién se lleva mejor y peor con los niños.

#4 Súrtete de distracciones

Toma todo lo que se te ocurra de casa para que tu pequeño se entretenga, desde el bloque para pintar y los lápices de colores, hasta los juegos de mesa. Créeme, esto te salvará la vida.

Y, bueno, cosas que pasan en la vida, lo importante que con estos consejos para llevar a tus hijos al trabajo en caso de emergencia te ayudarán y terminarás, incluso, disfrutando ese día de oficina y familia.