Estar en una relación es una gran responsabilidad que demanda tiempo, dedicación, y sobre todo, fidelidad. Pero en el caso de que tengas dudas sobre este último aspecto, hay 3 señales claras de infidelidad que debes observar.

Lo primero que debemos aclarar es que desear a otra persona que no sea tu pareja es algo completamente normal, pero cruzar el límite y ser infiel no es algo que se deba aceptar. A pesar de que estamos íntimamente atravesados por el amor, no existe el hombre o la mujer perfecta, y es por eso que algunos deciden buscar en otros lo que no encuentran en casa.

Si bien hay muchos factores que entran en juego antes de tomar una decisión tan drástica, es importante estar alerta ante estas 3 señales de infidelidad en la pareja.

  1. Emocionalmente ausente

Llamamos emocionalmente ausente a la persona que se encuentra fuera de sintonía al momento de conversar. Puedes estar todo el día con tu pareja, pero es como si su mente estuviera en otro lado.

  1. Narcisismo

La psicología define al narcisismo como una admiración excesiva que siente una persona por sí mismo, en otras palabras, es egoísmo en su estado más puro, haciendo un camino psíquico hacia el estado de completud cuando apenas éramos bebés y todo era perfecto.

¿Por qué es importante entender cómo opera? Resulta que uno de los síntomas de la infidelidad en la relación es la aparición de un modo de narcisismo muy similar que se refleja al momento de prestar más atención por el aspecto físico, andar más arreglado que de costumbre, y lo más importante, indiferencia absoluta por la opinión de la pareja.

De un momento a otro, comienza a desarrollar nuevos gustos y aficiones por cosas que nunca antes había hecho, y por supuesto, empiezan a volverse más frecuentes las salidas de trabajo, las compras y las reuniones de amigos.

  1. Privacidad

Además de todos los síntomas que ya hemos mencionado, el tema de la infidelidad se convierte en la excusa de todos los días para esconder el teléfono móvil y mantener en candado sus equipos electrónicos. Hablamos de pequeños rituales como revisar sus bolsillos antes de dejar la ropa en el lavadero, o inclusive lavar su propia ropa cuando antes no lo hacía.

Estos nuevos hábitos no son más que un mecanismo de prevención para evitar ser descubierto. A pesar de que ha ensayado varias veces lo que debe decir o hacer, todavía vacila delante de ti porque hay un peso de culpa que carga en sus hombros.

Aunque estas son señales claras de infidelidad en la pareja, tampoco debemos obviar otras conductas importantes como la falta de apetito sexual, poca tolerancia en el trato contigo, y continuas discusiones que toma como pretexto para evadir su responsabilidad.